14/6/12

Una misionera de portada


La hermana Laura y la pequeña Aída se convirtieron en las protagonistas del cartel del Domund 2010,  sin proponérselo. Entonces eran ajenas a su éxito y disfrutaban de un momento de cariños y juegos. La hermana Laura sabe lo importante que es para un niño sentirse querido y dedicó un tiempo a hacer cosquillas a la pequeña Aída, que se lo pago con unas sonrisas. 



El ‘robado’ palabra muy de moda hoy en día entre determinados sectores de los medios de comunicación y que nada tienen que ver con el caso que nos ocupa, se realizaba en julio de 2009 en la localidad mejicana de Rancho Viejo, en una de tantas jornadas que a lo largo del mundo dedican los misioneros, religiosos y laicos misioneros a ayudar y llevar esperanza a quienes más lo necesitan. 

Del más absoluto de los anonimatos, o ser la principal protagonista para las vidas de los más desfavorecidos, según se mire, pasó a ocupar portadas y carteles por toda la geografía nacional, en un intento de concienciar a la sociedad de que pese a la negatividad que parece imperar en todo el llamado mundo desarrollado siempre ha habido quienes, pese a vivir en las peores condiciones imaginables, han sabido responder a las dificultades con una sonrisa. O aquellos que, como para la niña Aída, un simple lápiz para dibujar constituye el mejor de los tesoros.

En la entrevista: “Los verdaderos superhéroes de hoy son los misioneros”, la hermana Laura de Esclavas Carmelitas de la Sagrada Familia, nos cuenta cómo vivió esta experiencia de ser la protagonista del Domund, pero sobre todo su labor callada de heroína a favor de los más necesitados.

Mayo: Por cristianos de África, para que den testimonio de reconciliación, de justicia y paz, imitando a Jesús
Tribuna Misionera Seminaristas Misioneros: Reflexiones sobre el documento "El don de la vocación presbiteral"

Publicaciones Misioneras


Revista Gesto Revista Supergesto Misioneros Illuminare