7/8/12

Desde Sierra Leona...


“Si ya estaba orgulloso de la Iglesia a la que pertenezco, hoy lo estoy mucho más”.

Dieciocho jóvenes han participado este verano en un Campo de Trabajo en Sierra Leona organizado por la Delegación Episcopal de Misiones de Madrid. Y para prepararlo todo bien, conocer el lugar in situ y sus gentes, e informar a todos los participantes de la documentación necesaria, la vacunación, y especialmente del trabajo que iban a realizar viajaron previamente hasta Sierra Leona, Manuel Cuervo, presidente de "Jóvenes para la Misión", y José María Calderón, delegado diocesano de Misiones de Madrid. Manuel se ha brindado a compartir con nosotros sus impresiones de este viaje. 

"El motivo de nuestro viaje a Sierra Leona era conocer el lugar y las gentes del país. Esta experiencia vivida allí ha sido muy intensa, muy llena de Dios y de una verdadera experiencia de Iglesia.
Es cierto que he tenido otras experiencias de corta duración de Misión, y he podido sentir muy cerca, en el necesitado, en el pobre, en mis compañeros de experiencia, la presencia de Dios. He podido ver el amor, la alegría y el sacrificio que ponen los misioneros en su empeño de llevar a Cristo hasta el último rincón de la Tierra. En cada una de esas experiencias vividas, el Señor te da la luz para poder comprender y poder amar de una manera distinta, Dios siempre va por delante, solo hay que dejarle hacer, ponerse a tiro, pero..., en esta ocasión, si ya estaba orgulloso de la Iglesia a la que pertenezco, hoy puedo decir que lo estoy mucho más que nunca.
La labor de la Iglesia en Sierra Leona hacia los más desfavorecidos ha sido, y es, enorme. Un país desolado todavía por la guerra que ya acabó hace 10 años, que ha dejado un rastro de edificios medio destruidos, y lo que es peor, personas que han vivido una guerra muy cruel, niños, jóvenes y adultos mutilados, niños que fueron raptados para ser utilizados como soldados, que ahora son jóvenes y que, gracias a los misioneros, tienen un lugar donde estar, donde vivir, donde tener esperanza; y lo más impresionante: les han devuelto su dignidad. Es un orgullo tremendo mencionar que conoces a un misionero que pasó muchísimo tiempo allí y que hoy está en España trabajando en la animación misionera y ver cómo a los chavales les cambia la cara, según nos dicen. No podéis imaginar cuánto bien ha hecho ese misionero por tanta y tanta gente.
La labor de todos es encomiable, pero tengo que mencionar especialmente la labor de los Misioneros Javerianos que han ido fundando parroquias, escuelas y que más tarde las han ido cediendo a otras congregaciones de la Iglesia. ¡Es increíble poder escucharles! 
Doy a gracias a Dios por formar parte de su Iglesia, nuestra Iglesia, y nuestra labor además de ser misioneros en nuestras tierras, trabajo, familia, amigos… es orar y tener presentes a esos misioneros que andan por todo el mundo, sin los misioneros la Iglesia perdería su mismo ser y esto no se nos puede olvidar. También le doy gracias a Dios por cada unos de los misioneros le pido para que les de fortaleza, consuelo y fe".

Manuel Cuervo
Revista Supergesto Mayo-Agosto 2012


Si quieres leer el testimonio completo visita esta página:
http://www.omp.es/OMP/misioneros/testimonios/0612manuelcuervo.pdf
Intenciones de oración para el 2017: Todas las intenciones de oración del Papa Francisco para cada mes de este año 2017
Tribuna Misionera Es tiempo de misericordia: Llegue a todos la caricia de Dios. Carta Apostólica 'Misericordia et misera'

Publicaciones Misioneras


Revista Gesto Revista Supergesto Misioneros Illuminare