18/10/12

Sin ellos no hay misión…


La misión de la Iglesia solo es posible gracias a los misioneros.

Los misioneros son los acreedores de Dios. Porque Jesús prometió a quien dejara casa, hermanos, padres, hijos o tierras por el Evangelio, “cien veces más” y la vida eterna.

Los misioneros sintieron un día resonar en su corazón el mandato de Cristo de ir por todo el mundo haciendo discípulos suyos. Y ahí siguen, esparcidos por el mundo, iluminando con su presencia, tantas veces callada y martirial, a nuestros hermanos, los más pequeños.

Los misioneros existen, ¡oh paradoja!, deseando no existir, porque su presencia dejaría de ser necesaria si la Buena Noticia hubiera sido ya escuchada por todos. O tal vez, incluso entonces, seguirían siendo imprescindibles, para recordarnos lo que importa, lo que nos salva, lo que nos puede hacer felices: que somos hijos de un Padre que nos ama, y que hemos sido llamados a estar con Él para siempre. 

Son 14.000 los "Misioneros de la Fe" españoles, que repartidos por los cinco continentes, (ver estadísticas) que entregan todo su tiempo a dar testimonio del Dios-Amor entre los más necesitados. ¿Tienes tú un minuto para conocer su labor y ayudarles?. Están allí en tu nombre ¡Colaboracon ellos!



Dora Rivas - Responsable de la Base de Datos de Misioneros Españoles
Obras Misionales Pontificias España
Julio: Por nuestros hermanos que se han alejado de la fe, para que, con nuestra oración puedan redescubrir la cercanía del Señor
Tribuna Misionera Estatuto de Obras Misionales Pontificias: "Puesta al día"

Publicaciones Misioneras


Revista Gesto Revista Supergesto Misioneros Illuminare