27/11/12

Desde Kinshasa…


“Si él lo hace, yo también lo haré”, se dijo un día al escuchar a un misionero. Hoy lleva más de 40 años en la República Democrática del Congo.

María Isabel Correig, es una misionera diocesana de Tarragona que actualmente se encuentra realizando su labor evangelizadora en la capital de este país africano, Kinshasa.

Su testimonio es una llamada a comprometerse a fondo “para que en nuestra sociedad haya un nuevo estilo de convivencia donde ricos y pobres, negros y blancos, hombres y mujeres.. caminemos juntos como una sola humanidad diversificada”.

Maria Isabel, cuenta que su vocación surgió tras escuchar el testimonio de un misionero en una ya lejana jornada del Domund. Hoy sabe que su vocación misionera es fruto del Amor a Dios y a los demás, y que Él le da la fuerza y determinación para realizar su labor.

Gasta sus días al frente del proyecto Ekolo ya Bondeko, un movimiento misionero que quiere anunciar a Jesucristo con el testimonio, creando relaciones fraternas especialmente con los que están “lejos”; entendiendo este término en el sentido geográfico y también en el aspecto social: “lejos” porque son abandonados, rechazados. En África las personas que no tienen a nadie, que viven impedidas de toda relación humana, son las más pobres.
Está convencida de que la “fraternidad es la base para la construcción de una nueva sociedad”.


Esto es solo una muestra, te invitamos a leer su testimonio completo en:
Julio: Por nuestros hermanos que se han alejado de la fe, para que, con nuestra oración puedan redescubrir la cercanía del Señor
Tribuna Misionera Estatuto de Obras Misionales Pontificias: "Puesta al día"

Publicaciones Misioneras


Revista Gesto Revista Supergesto Misioneros Illuminare