21/12/12

Como cada Navidad…


Jesús viene a visitarnos y a quedarse con nosotros

Su llegada podría convertirse en una rutina, al fin y al cabo siempre es lo mismo todos los años. Sin embargo, nunca es así. Siempre logra sorprendernos. Estemos o no atravesando situaciones de crisis, Él nunca viene a "hacer recortes".

Si la cosa va bien, si nos encontramos animados, si creemos que vamos por el buen camino, Jesús siempre nos pide un poco más para que no nos confiemos, para que sigamos fortaleciendo nuestro compromiso con la justicia, con la responsabilidad de ser libres, con la fraternidad hacia el compañero, con el servicio al más necesitado...

Si nos encontramos tirados de abandono, caídos en el desanimo, tumbados por la pereza, Jesús nos pega un empujón y exclama: "¡Joven, a ti te digo, levántate!". Y en seguida nos hace ver, como decía Gandhi, que no hay nada en el placer sin compromiso, en la riqueza sin trabajo, en los negocios sin moral, en la política sin principios, en la oración sin solidaridad...

Cada Navidad, Jesús golpea insistentemente las puertas de nuestras conciencias desde la pobreza de un pesebre -sin calefacción, sin luz eléctrica, sin agua corriente- y nos reclama tan solo una pequeña apertura, una rendija para poder hablar. Y si nos llega a convencer, de nuevo ¡sorpresa! No viene a pedirnos nada sino a darnos un poco de compasión, de diálogo, de amor, de lo que es necesidad de justicia y búsqueda de libertad; de lo que es ejemplo de entrega hasta la muerte por lo demás.

Y si al final le abrimos nuestros corazones y le acogemos, Jesús nos dirá: "Gracias, amigos, por vuestra valentía, por escucharme, por acogerme, por haber decidido ser la voz y el testimonio de mi mensaje, de la Buena Noticia. Hoy, esta Navidad, tendréis el honor de ser mis misioneros, misioneros de Cristo".

Abramos, pues, la puerta a Jesús; dejémonos tocar por sus palabras, levantémonos de nuestra dejadez y salgamos a compartir nuestra alegría, a dar de nuestro poco a los demás, a proteger de la intemperie al desahuciado, a acoger al abandonado y a denunciar las injusticias del reparto.

Revista Supergesto - Diciembre 2012
Julio: Por nuestros hermanos que se han alejado de la fe, para que, con nuestra oración puedan redescubrir la cercanía del Señor
Tribuna Misionera Estatuto de Obras Misionales Pontificias: "Puesta al día"

Publicaciones Misioneras


Revista Gesto Revista Supergesto Misioneros Illuminare