4/12/12

Dos santos complementarios


Acabamos de celebrar la fiesta de san Francisco Javier y, casi sin darnos cuenta, con su recuerdo nos viene el de santa Teresa de Lisieux. Él, peregrino incansable por anunciar a Cristo; ella, entregada a cooperar espiritualmente con la misión sin salir del convento. Cada uno respondió de manera personal a la llamada, también personal, de Dios a ser en sus manos un instrumento para comunicar su Vida. 


Y no tiene nada de extraño que asociemos al uno con el otro. Sin ir más lejos, san Francisco Javier es Patrón de las Misiones “gracias” a la santa de Lisieux. Solo cuando el papa Pío XI proclamó el patrocinio de santa Teresa del Niño Jesús sobre las misiones y los misioneros (14-12-1927) se hizo constar explícitamente que ella venía a ser Patrona de las Misiones “al igual que san Francisco Javier”. Y es que hasta entonces no había una declaración formal de que fuera Patrono de las Misiones, precisamente porque, por su entrega sin reservas a anunciar el Evangelio por el mundo, resultaba evidente para todos que era “digno de ser comparado con los mismos Apóstoles”, como escribió Benedicto XV en 1919.

Pero también santa Teresita tiene su parte que agradecer al santo navarro. Y es que ella hizo con toda confianza la “Novena de la Gracia” a san Francisco Javier para, por su intercesión, obtener de Dios el poder seguir derramando desde el cielo una lluvia de rosas sobre la tierra. “Estoy segura de haberlo conseguido —dijo—, porque mediante esta Novena se obtiene todo aquello que se desea”. Y, en efecto, continúa derramando sus rosas sobre quienes recurren a ella, y especialmente sobre los misioneros, cumpliendo así su aspiración: “Quiero pasar mi cielo haciendo bien en la tierra”.

Dos santos complementarios, que pueden darse las gracias mutuamente, y a los que nosotros tenemos que agradecer su intercesión por la misión de la Iglesia.

Para profundizar en la espiritualidad de Santa Teresa de Lisieux te invitamos a visitar estas páginas: 
 SantaTeresa de Lisieux: misionera en retaguardia”, por Anastasio Gil García

Mayo: Por cristianos de África, para que den testimonio de reconciliación, de justicia y paz, imitando a Jesús
Tribuna Misionera Seminaristas Misioneros: Reflexiones sobre el documento "El don de la vocación presbiteral"

Publicaciones Misioneras


Revista Gesto Revista Supergesto Misioneros Illuminare