14/12/12

Lección de Adviento desde una cárcel


Hoy he vivido una experiencia que ha sido una sacudida de esas al corazón. Un recordatorio de lo que es el Adviento, tiempo de fe, de esperanza, de preparar el camino, porque Dios sigue llegando hoy”.
Así empieza este testimonio de Ana López, misionera laica de la diócesis de Lugo que está realizando una gran labor con los jóvenes presos en el en el Penal San Pedro de Sacaba (Bolivia). Su quehacer con estos jóvenes la prepara a ella, y debe prepararnos a todos nosotros para vivir el tiempo de Adviento como un tiempo de espera y confianza en el Señor. 

Su trabajo es visitar a los presos y acompañarles en todo momento. Son experiencias duras y a veces frustrantes porque no todos los chicos responden. Pero siempre hay motivos para la esperanza. Acaban de visitar a un joven que llegó completamente perdido y lo comparte: 

“Lo han condenado a 10 años, y en la primera visita que le hicimos, nos encogió el corazón verlo. Hoy nos preparamos para verlo peor, pero para nuestra sorpresa está muy bien. Se ha hecho amigo de nuestros los delegados, está trabajando, y parece estar bien adaptado, juega al fútbol casi a diario, y dice que ya casi no consume… Pasamos la tarde con él, y descubrí un muchacho nuevo, educado, atento, cariñoso, agradecido, asumiendo que va estar ahí un tiempo largo pero  haciendo planes de futuro. Sus reflexiones han sido muy profundas, reconociendo sus errores. Nos habló de cómo le cambió escuchar nuestra primera dinámica,  de aquello que hicimos, de aquello que dijimos. Al final nos pedía que volvamos a verle, que nos espera, ya sólo lo visita su mama, una vez al mes. Así que hoy le doy gracias a Dios, porque mis oraciones, y la de muchos de ustedes, estoy segura, le han dado un giro a esta historia. Hemos tenido momentos complicados, y seguro los tendremos en el futuro. Pero hoy la visita a este joven  me ha recordado, que a veces es bueno dejar las cosas en las manos de Dios, hacer hasta donde puedas, y luego confiar en el Señor. Me ha demostrado que cuando uno cree en la gente y le da una oportunidad, por muy negro que parezca, puede dar fruto. 
Estamos en Adviento, tiempo de cambio y hoy este muchacho me ha recordado que la espera, la preparación, el camino es necesario recorrerlo, porque Dios vuelve hoy, en cada historia como la de estos chicos, que están empezando a creer que sería bueno un cambio en su vida. Quizás en este Adviento debiéramos preguntarnos ¿Qué cambios necesitamos nosotros?”

Ana López, misionera en Bolivia


En el blog de la Delegación de Misiones de Lugo publican su carta íntegra (leer +) en la que cuentan detalladamente su labor pastoral con estos presos e incluso la bella iniciativa en un taller para elaborar cruces misioneras y regalos solidarios para estas fiestas de Navidad que se pueden pedir a la Delegación de Misiones de Lugo. 
Impresionante labor la esta misionera con jóvenes que han perdido el rumbo. Puedes verlo en este vídeo
Además los presos elaboran regalos solidarios para estas fiestas Ver
Mayo: Por cristianos de África, para que den testimonio de reconciliación, de justicia y paz, imitando a Jesús
Tribuna Misionera Seminaristas Misioneros: Reflexiones sobre el documento "El don de la vocación presbiteral"

Publicaciones Misioneras


Revista Gesto Revista Supergesto Misioneros Illuminare