16/1/13

Nos escribe un misionero desde Malí


"Malí es para mí como un hijo, y cuando se tiene un hijo no se abandona"

Jesús Martínez Presa, es misionero Padres Blanco, lleva 50 años en Malí y desde allí nos manda su testimonio de cómo están viviendo estos momentos tan complicados para este país africano.




Desde Kati, una ciudad cercana a la capital de Mali, nos cuenta:

“Muchas gracias por vuestro interés por todo lo que estamos viviendo actualmente en el Mali. La verdad es que estamos en momentos difíciles y tenemos que estar preparados a todo… Y lo  que pase en el Malí  puede tener repercusiones para los países vecinos también.

Yo estoy lejos de donde se desarrolla la guerra y los bombardeos; estoy en Kati, a 20 kilómetros de la capital y donde reside una parte importante del ejército, al que los terroristas pueden atacar.

Hay mucha gente que se ha ido, sobretodo los blancos, y eso afecta a la economía del país, pues cuando un blanco se va, desaparecen unos cuantos puestos de trabajo.

Yo esto muy bien y feliz de vivir esto junto con la gente; tengo la suerte de haber vivido ya  en el Mai 50 años, así que el Malí es para mi como un hijo y cuando se  tiene un hijo, no se abandona.

Un fuerte abrazo. Seguid rezando por este pueblo que sufre"

OMP espera que este testimonio sirva para que todos los católicos españoles tengamos muy presentes el sufrimiento de este país africano y especialmente a los hermanos que acompañados por una veintena de misioneros españoles, peregrinan con la Iglesia en Malí.  
Mayo: Por cristianos de África, para que den testimonio de reconciliación, de justicia y paz, imitando a Jesús
Tribuna Misionera Seminaristas Misioneros: Reflexiones sobre el documento "El don de la vocación presbiteral"

Publicaciones Misioneras


Revista Gesto Revista Supergesto Misioneros Illuminare