16/3/13

Testimonio misionero desde Argentina


Mons. Joaquín Jimeno, obispo misionero español en Comodoro Rivadavia nos habla del Papa Francisco: “Su casa siempre fue casa de encuentro de todo tipo de interlocutores: pobres, ricos, empresarios y obreros”



Los misioneros españoles han sido testigos de la obra del entonces arzobispo de Buenos Aires, hoy obispo de Roma y muchos de ellos le han conocido personalmente. Os invitamos a leer el testimonio que nos ha enviado monseñor Joaquín Jimeno:

“Las calles de Buenos Aires lo han visto caminar muchas veces visitando un hospital, yendo a comprar el diario, abriendo la reja del Arzobispado o acompañando a los más pobres”, afirma monseñor Joaquín Jimeno, obispo misionero español en la diócesis de Comodoro Rivadavia (Argentina). “El Jueves Santo de 2008 lavó los pies a doce drogadictos en la catedral”, cuenta como ejemplo de su humildad. Este obispo turolense que está al cargo de una diócesis de 140.000 kilómetros cuadrados –un tercio de España-, conoce al Santo Padre desde hace 15 años.

“Su casa fue casa de encuentro para todo tipo de interlocutores: pobres, ricos, empresarios, obreros…”, continúa el prelado. “Sé que es la persona que nuestra amada Iglesia necesita para los retos de la Nueva Evangelización”. Destaca sobre todo su impulso misionero, ya que, según el obispo misionero español, “no sólo cuida las ovejas, sino que las hace salir del corral para ser una Iglesia misionera”. 

Mons. Joaquín Jimeno, 
obispo misionero español en Comodoro Rivadavia
Julio: Por nuestros hermanos que se han alejado de la fe, para que, con nuestra oración puedan redescubrir la cercanía del Señor
Tribuna Misionera Estatuto de Obras Misionales Pontificias: "Puesta al día"

Publicaciones Misioneras


Revista Gesto Revista Supergesto Misioneros Illuminare