2/4/13

Paz para esta Tierra nuestra...


En su mensaje Urbi et Orbi de este Domingo de Resurrección el Papa ha pedido la "Paz para todo el mundo" fijándose especialmente en los conflictos que padece el continente africano.


El Santo Padre Francisco, invitaba en su mensaje a dirigirse a Jesús resucitado, “que transforma la muerte en vida, que cambia el odio en amor, la venganza en perdón, la guerra en paz. Sí, Cristo es nuestra paz, e imploremos por medio de él la paz para el mundo entero”. 

“Paz para África, escenario aún de conflictos sangrientos. Para Malí, para que vuelva a encontrar unidad y estabilidad; y para Nigeria, donde lamentablemente no cesan los atentados, que amenazan gravemente la vida de tantos inocentes, y donde muchas personas, incluso niños, están siendo rehenes de grupos terroristas. Paz para la República Democrática del Congo y la República Centroafricana, donde muchos se ven obligados a abandonar sus hogares y viven todavía con miedo”.

Y dirigiéndose a todos los continentes el Papa Francisco: “Paz a todo el mundo, aún tan dividido por la codicia de quienes buscan fáciles ganancias, herido por el egoísmo que amenaza la vida humana y la familia; egoísmo que continúa en la trata de personas, la esclavitud más extendida en este siglo veintiuno: la trata de personas es precisamente la esclavitud más extendida en este siglo veintiuno. Paz a todo el mundo, desgarrado por la violencia ligada al tráfico de drogas y la explotación inicua de los recursos naturales. Paz a esta Tierra nuestra. Que Jesús Resucitado traiga consuelo a quienes son víctimas de calamidades naturales y nos haga custodios responsables de la creación”.

El Santo Padre en la intención misionera para este mes de abril nos pide a todos los cristianos que oremos especialmente, por las Iglesias en los territorios de misión que sufren situaciones de guerra que padecen sobre todo los más débiles e indefensos, para que sean "signos e instrumentos de esperanza y de resurrección"
OMPress - abril 2013

Abril: Que los jóvenes sepan responder con generosidad a su propia vocación; considerando la posibilidad de consagrarse al Señor.
Tribuna Misionera Seminaristas Misioneros: Reflexiones sobre el documento "El don de la vocación presbiteral"

Publicaciones Misioneras


Revista Gesto Revista Supergesto Misioneros Illuminare