9/5/13

Testimonio misionero desde Zimbawe


Monseñor Ángel Floro, es obispo de Gokwe en Zimbabwe. Desde este país africano este misionero español del IEME nos cuenta la historia de esta diócesis, vivida en primera persona. Él fiel reflejo de la labor del misionero, que llega primero para Evangelizar, y que siempre busca alcanzar una Iglesia local consolidada. “Los misioneros – dice Mons. Floro- además de ser forjadores de un nuevo presbiterio, estamos llamados a ser acompañantes y referencia del nuevo clero local”.

“La promoción de las vocaciones nativas ha de ser prioritaria”

Al principio de la década de los años 70 éramos unos 40 los misioneros del Instituto Español de Misiones Extranjeras(IEME) en la diócesis de Hwange. La diócesis era monocolor. No había todavía sacerdotes nativos ni de otras organizaciones o congregaciones religiosas.
En el año 1980, cuando llegué a Gokwe –que era un arciprestazgo de Hwange– éramos ocho los sacerdotes misioneros del IEME junto con dos misioneros auxiliares. En 1972 se ordenaba el primer sacerdote zimbabuense, Fr. Robert Ndlovu, que en la actualidad desarrolla su labor pastoral en esta diócesis de Gokwe.

Cuando se creó la diócesis de Gokwe, el 19 de octubre de 1991, esta contaba con dos sacerdotes locales, ocho misioneros del IEME y dos sacerdotes españoles Fidei Donum. El presbiterio se iba forjando a lo que estaba llamado a ser: un presbiterio multicolor.

En la actualidad el presbiterio de Gokwe, como también el de Hwange, ha llegado a ser realmente local y multicolor, un verdadero arco iris. Gokwe tiene 25 sacerdotes nativos y cinco religiosos –dos capuchinos y tres claretianos–, de los cuales hay dos indios, un tanzano, un zimbabuense y un español; a ellos se unen tres sacerdotes diocesanos del IEME, uno de ellos ya jubilado, y un servidor.

Tengo el gozo de confesar que estoy realmente contento con el presbiterio, con su gente y, sobre todo, con su vida y trabajo. Todos nos mostramos satisfechos de nuestra comunión de vida y ministerio, y de la unidad reflejada en nuestra pastoral, que sigue el plan diocesano y atiende las prioridades de cada año. Los religiosos y los sacerdotes del IEME aportan a esta Iglesia joven la variedad y riqueza de sus carismas. Tengo esperanzas y un enorme deseo de que el próximo obispo sea diocesano local para dar un paso definitivo en la consolidación de la estructura y composición del presbiterio.

Los misioneros del IEME en esta diócesis de Gokwe, hemos cumplido una hermosa misión en la Iglesia. Al mirar en perspectiva el origen, evolución y desarrollo de la diócesis, podríamos concluir: misión cumplida.
Mons. Ángel Floro
Obispo de Gokwe
Revista Misioneros  Tercer Milenio , abril  2013


Leer el testimonio completo:




Julio: Por nuestros hermanos que se han alejado de la fe, para que, con nuestra oración puedan redescubrir la cercanía del Señor
Tribuna Misionera Estatuto de Obras Misionales Pontificias: "Puesta al día"

Publicaciones Misioneras


Revista Gesto Revista Supergesto Misioneros Illuminare