23/9/13

Francisco, un Papa Latinoamericano

Inquietudes del Papa Francisco para América Latina. Dos importantes discursos del papa Francisco en Brasil dan la clave para entenderlo. Uno es el que dirigió a los Obispos del CELAM [ver mensaje] presentes en la JMJ de Rio de Janeiro y el otro en el encuentro con el episcopado del propio Brasil. [ver mensaje]


La Iglesia no es una ONG” repite el Papa con mucha frecuencia. Pero ¿qué significa esta rotunda afirmación del Papa?
La Iglesia es institución pero cuando se erige en ‘centro’, se funcionaliza y poco a poco se transforma en una ONG”. Lo que en esencia achaca el Papa a la Iglesia es por un lado el pragmatismo y el funcionalismo en su actuación y por otro la distancia de la gente y la frialdad con las personas. Es así como la Iglesia deja de ser parte del misterio de salvación en Cristo para querer brillar con luz propia: “se vuelve cada vez más autorreferencial y se debilita su necesidad de ser misionera. […] Deja de ser Esposa para terminar siendo Administradora”. Les pedía a los Obispos de Brasil no olvidar que “el resultado del trabajo pastoral no se basa en la riqueza de los recursos, sino en la creatividad del amor”.

Para remediar esta situación, el Papa insiste en la propuesta que hace el Documento de Aparecida a todos los bautizados: es necesario cultivar intensamente la vida cristiana y hacer efectivo el compromiso apostólico; es decir, el discipulado misionero que desde Aparecida debe ser la referencia para toda la Iglesia en América.

Además a los Obispos les pide “ser Pastores, cercanos a la gente, padres y hermanos, con mucha mansedumbre; pacientes y misericordiosos. Hombres que amen la pobreza” para estar con su pueblo. Por eso les recordaba el compromiso de Aparecida a una sincera “conversión pastoral” y a examinarse a ver cómo se asume en la práctica. También les instaba a tener en cuenta que la pastoral “es el ejercicio de la maternidad de la Iglesia”, por lo que “conversión pastoral” es “redescubrir las entrañas maternas de misericordia”. En este sentido, les decía humildemente “por favor les pido que tomemos en serio nuestra vocación de servidores del santo pueblo fiel de Dios, porque en esto se ejercita y se muestra la autoridad: en la capacidad de servicio”.

Esta es en síntesis la propuesta que el Papa Francisco le hace a toda la Iglesia en América. Se trata de una propuesta sencilla, con la sencillez y la profundidad del Evangelio. Y que responde a las inquietudes que el Papa tiene por América latina. Sólo si toda la Iglesia hace un esfuerzo por vivir “descentrada” por salir a las “periferias existenciales” podrá tener un papel relevante en la sociedad con “la libertad de anunciar el Evangelio de forma integral”. De lo contrario, la fe en Cristo y la vida de la Iglesia se desvirtúan y acaban por perder su capacidad de transformar a las personas y a los pueblos según el Evangelio.
Qué duda cabe que estas inquietudes y propuestas del Papa no se reducen a América, aunque sea el continente que alberga a más de la mitad de los católicos. El papa Francisco está ofreciendo a la Iglesia universal con su palabra y su ejemplo un testimonio muy claro de lo que debe ser la Iglesia en este comienzo del siglo XXI para estar a la altura de los retos que presenta la evangelización. Si lo acogemos sentiremos el impulso fuerte a la misión que el Señor quiere imprimir a toda la Iglesia, ya que, como decía el Beato Juan Pablo II, “la misión de Cristo está en sus inicios”.

Estas inquietudes que el Papa ha expresado a sus hermanos en el episcopado en América latina no se reducen a lo espiritual, sino que el Papa saca las consecuencias de índole estructural y organizativa para que la Iglesia no se quede como “una reliquia del pasado, insuficiente para las nuevas cuestiones”.

En concreto son importantes algunos eventos que van a tener lugar en los próximos meses:

  • Encuentro de la Pontificia Comisión para América Latina con instituciones de ayuda, “Comunión y colaboración con las Iglesias de América latina y solidaridad con sus pueblos” (Roma, 26-27 de septiembre).
  • Peregrinación y Encuentro “Nuestra Señora de Guadalupe, estrella de la nueva evangelización en el continente americano”, (México, D.F., 16-19 de noviembre).
  • Congreso Americano de Misiones, CAM 4-COMLA 9 (Maracaibo, Venezuela, 26 de noviembre-1 de diciembre).
Julio: Por nuestros hermanos que se han alejado de la fe, para que, con nuestra oración puedan redescubrir la cercanía del Señor
Tribuna Misionera Estatuto de Obras Misionales Pontificias: "Puesta al día"

Publicaciones Misioneras


Revista Gesto Revista Supergesto Misioneros Illuminare