21/3/14

Entrevista a Iñigo Illundain

“En Sudán aprendí a llevar mi vida por donde Dios quiere”



Cuando a Íñigo Illundain le preguntan qué despertó en él el tiempo que pasó en Sudán, afirma sin dudarlo que “las ganas de continuar aprendiendo a compartir con los demás, desde el Evangelio de Jesús”, y de llevar su vida “por donde Él decida”.
Este laico, que pidió una excedencia del Colegio donde trabajaba como profesor en Pamplona para irse como misionero por tres años a Sudán del Sur, se vio obligado a regresar a los cinco meses, debido a la inestabilidad política del país que desembocó en un conflicto armado.
Sin embargo, Sudán se ha quedado en su corazón. De eso hablará en el XI Encuentro Misionero de Jóvenes que tendrá lugar este fin de semana en Madrid, organizado por Obras Misionales Pontificas con la colaboración de la Comisión Episcopal de Misiones.

Para abrir boca, publicamos esta entrevista concedida a OMP


¿Cómo era la situación de Sudán DEL SUR cuando fuiste?

La situación en este joven país, era difícil de entender y de ver desde nuestra perspectiva occidental. Un país que ha pasado treinta y cinco años de guerra y que desde julio de 2011 se independiza de Sudán para caminar con un nuevo sueño de libertad y de futuro, con todas las carencias del mundo a nivel de infraestructuras, pero con petróleo para poder sacar adelante al país. La educación y la sanidad están en sus primeros pasitos con una población deseosa de vivir en paz y armonía...


¿La situación política influye en la libertad religiosa de la gente? ¿De qué forma?

Por supuesto que influye... todo al final está condicionado por la situación política del país y de las decisiones de sus representantes... En este caso concreto, los años de guerra con Sudán, un país árabe y celoso de sus tradiciones, habían dejado en la gente muchas ganas de vivir un futuro cercano al cristianismo. Hoy en día conviven ambas religiones en el país sin ningún problema. Pero los políticos utilizan muchas veces las creencias de las personas como armas para enfrentarlas entre sí.


¿Por qué decidiste ir a un territorio de misión?

Yo siempre pienso que estas decisiones están en manos superiores a las mías, y que yo solo me dejo llevar con la sensación de servir a la gente más necesitada, intentando hacer coherente mi vida con el Evangelio de Jesús... así que cuando la vida te plantea un reto de compartir tu vida en otro sitio y con otras personas... no suelo negarme...
Esto forma parte de mis raíces, de mi familia, de la formación que he recibido, de mi parroquia misionera de San Francisco Javier, de mi vida junto a los salesianos y al montón de fantásticos misioneros que he tenido el placer de conocer, sin ellos, seguramente me habría costado mucho mas tomar cualquier tipo de decisiones de este estilo


¿Por qué motivo no llegaste a cumplir con el período de tiempo inicial que ibas a estar?

La noche del 15 de diciembre de 2013, cuando estábamos tranquilamente en nuestra misión de Gumbo, comenzó un conflicto armado a pocos kilómetros de nosotros, que despertó de forma brusca e inesperada, a todo el país, de sus sueños de paz.
Nosotros íbamos para un año de estancia en este proyecto, pero a los cinco meses y tras esta terrible situación, decidieron sacarnos del país hasta que todo vuelva a la calma. A día de hoy, aun no hemos podido regresar, pues el conflicto entre los dos señores de la guerra en lucha por el poder y el dinero (petróleo) aun no tiene un ganador claro. Lo que sí está definido claramente son los perdedores.


¿Cómo fue tu experiencia en la misión?

La experiencia de estos cinco meses ha sido fantástica, la gente nos recibe con las puertas abiertas y a pesar de las dificultades para comunicarnos con la gente local, tenemos sensaciones muy positivas desde el principio. Formar parte de una parroquia en el otro lado del mundo y sentirse como en casa, es algo que te hace sentir muy bien.
Allí, el Evangelio se lee cada día de forma mucho más clara y comprensiva, todo parece estar de acuerdo con lo que haces y con lo que crees y eso es muy positivo.
La casi total ausencia de distracciones innecesarias hace que puedas centrarte muchísimo más en las cosas realmente importantes, las personas...


¿Qué se despertó en ti el tiempo que estuviste en Sudán?

Las ganas de continuar aprendiendo a compartir con los demás, desde el Evangelio de Jesús, llevando mi vida por donde Él decida...


Virginia Rouco
Intenciones de oración para el 2017: Todas las intenciones de oración del Papa Francisco para cada mes de este año 2017
Tribuna Misionera Seminaristas Misioneros: Reflexiones sobre el documento "El don de la vocación presbiteral"

Publicaciones Misioneras


Revista Gesto Revista Supergesto Misioneros Illuminare