23/7/14

Ilusionadas con la Misión

"El curso Norte-Sur nos está ayudando a abrir los ojos y darnos cuenta de las grandes diferencias que hay entre los países"

La Delegación de Misiones de Vitoria organiza todos los años el Curso Norte–Sur, para la  formación de jóvenes mayores de 18 años con el que pretende sensibilizar sobre la situación de los pueblos empobrecidos, con visión cristiana de estas relaciones desde el Evangelio, la Teología y la doctrina social de la Iglesia. Los jóvenes conocen y valoran las diferentes líneas, iniciativas y modelos de acción misionera y solidaria, discerniendo la inserción personal en misiones o en algún grupo misionero. Fruto de este trabajo, a través de reuniones mensuales, algunos jóvenes se han lanzado para vivir una experiencia en la Misión
durante con un #VeranoMisión, y todos ellos se han comprometido la animación misionera de la diócesis.



Este es el caso de nuestras dos protagonistas de hoy Jeni Morán y Samana Fernández que han puesto rumbo a la Misión en Ecuador para vivir su #VeranoMisión y comparten con nosotros su ilusión:

"Queridos amigos/as, somos Jeni y Samara, dos jóvenes de la Parroquia Nuestra Señora de los Dolores del barrio Sansomendi de Vitoria. Desde hace 12 años, nuestra parroquia tiene un hermanamiento con otra parroquia de Ecuador en Huaquillas – El Oro, y todos los años alguien de aquí va allí y recibimos en nuestra parroquia y en nuestras casas a las Voces del Sur. Este año, nos han ofrecido a nosotras la posibilidad de ir, y sin pensárnoslo dos veces, aceptamos.

Para formarnos un poco antes de realizar esta gran aventura, estamos asistiendo al curso Norte-Sur, en el que tratamos temas que nos ayudan a concienciarnos sobre la realidad de otros países y a abrir nuestros ojos y darnos cuenta de las grandes diferencias que hay entre los países en diferentes aspectos economía, política, cultura, sociedad..

Con este #VeranoMisión en la mente, tenemos grandes expectativas: queremos vivir el día a día de la gente en Ecuador y compartir con ellos para poder conocer sus valores y sus prioridades, conocer su modo de vida con los diferentes recursos que tienen...

Esperamos que este viaje no sea en vano, y que la conciencia que tomemos de todo esto nos sirva para enriquecernos y para valorar más aspectos a los que hoy en día no damos importancia y compartirlo con las personas de nuestra parroquia.

Queremos ser de gran ayuda y ofrecer todo lo que podamos. Estamos muy ilusionadas con esta oportunidad, a pesar de los miedos y nervios que este viaje supone."


Jeni Morán y Samana Fernández
Vitoria

Abril: Que los jóvenes sepan responder con generosidad a su propia vocación; considerando la posibilidad de consagrarse al Señor.
Tribuna Misionera Seminaristas Misioneros: Reflexiones sobre el documento "El don de la vocación presbiteral"

Publicaciones Misioneras


Revista Gesto Revista Supergesto Misioneros Illuminare