1/7/14

Misioneros en el punto de Mira

Los misioneros que trabajan en Camerún y países vecinos bajo la amenaza de la secta islámica Boko Haram


Con el mismo titular que se encabeza esta noticia, la revista Misioneros publica un interesante reportaje sobre la preocupante situación en que se encuentran los misioneros que realizan su labor en el norte de Camerún y países vecinos por la amenaza de la secta islámica Boko Haram, que desde hace tiempo viene actuando más allá de las fronteras de Nigeria.


Testimonio misionero Camerún - persecución religiosa
Eran las tres de la mañana del 5 de abril. Cuando me enteré de la noticia me levanté para salir al patio y decir a mi compañero que Boko Haram acababa de secuestrar a tres misioneros en Tcheré, a 20 kilómetros de Maroua, donde nos encontramos nosotros. Eran unos 15, llegaron en motos, armados y muy bien organizados. Sabían perfectamente donde dormían sus víctimas”.  Con este dramático testimonio se inicia el reportaje de la revista Misioneros. Quien lo escribe en su diario es el sacerdote espiritano español Luis Cachaldora. Él y su compañero Juan Antonio Ayans trabajan en Maroua, en el norte de Camerún, a 800 kilómetros de la capital, Yaundé. 

Las personas secuestradas de las que habla (hoy ya felizmente liberadas) son los misioneros italianos Giampaolo Marta y Gianantonio Allegri y la religiosa canadiense Gilberte Bussier.

Desgraciadamente, sin embargo, ya nada será como antes. Como reconoce el misionero espiritano Juan Antonio Ayanz,aquí las cosas se nos han complicado, y mucho, porque Boko Haram ha tomado gusto de actuar en el norte de Camerún, y esto no es algo pasajero sino que puede incluso empeorar”. “Los blancos nos hemos convertido en una mercancía y, como cada vez quedamos menos (un puñado de curas y monjas), nos puede tocar cuando ellos quieran”. Pero el hecho de reconocer estas dificultades serias no desanima a los misioneros, sino todo lo contrario: “Personalmente, todo esto da fuerza a mi vida misionera, sacerdotal y espiritana”, dice el religioso, quien concluye con una  petición a sus amigos y bienhechores de la misión: “Rezad por todos nosotros, por estos sacerdotes y la religiosa, por nuestro obispo saliente y el entrante, y por nuestro pueblo, que a pesar de estar sumido en la tristeza y en la confusión mantiene la esperanza”.


Un reportaje que no se puede dejar de leer:

Intenciones de oración para el 2017: Todas las intenciones de oración del Papa Francisco para cada mes de este año 2017
Tribuna Misionera Es tiempo de misericordia: Llegue a todos la caricia de Dios. Carta Apostólica 'Misericordia et misera'

Publicaciones Misioneras


Revista Gesto Revista Supergesto Misioneros Illuminare