2/2/15

Premio Mundo Negro Fraternidad

La hermana Paciencia Melgar, misionera de la Inmaculada Concepción, vivió y venció al ébola, “No estaba pendiente de mí sino de otras personas




La Paciencia Melgar, misionera de la Inmaculada Concepción, vivió in situ toda la tragedia del virus del ébola, reconoce que aunque ella estaba curada, no podía irse pues aún había gente, hermanas suyas,que permanecían enfermas. Declara ella: “Me quedé para ayudar y animar con esa fuerza y esperanza que me da la fe, rezaba el rosario cada día”.

Se ha celebrado en Madrid este fin de semana 30, 31 y 1 de febrero, el XXVII Encuentro de Antropología y Misión, organizado por los misioneros Combonianos en España. Este año se ha entregado el Premio Mundo Negro a la Fraternidad 2014 a la Hna. Paciencia Melgar, misionera de la Inmaculada Concepción.

Estas jornadas traen el título “La salud en África más allá del ébola”, y en este marco ella cuenta su  testimonio. Ha recibido una dotación de 10.000 euros, que su congregación empleará en ayudar a los más necesitados en aquellos lugares donde están presentes. Ella transmitió su deseo de querer volver cuando su congregación lo estime adecuado.  Quiere  ayudar a la población afectada por el ébola, después de haber superado, el pasado verano, la enfermedad en un centro sanitario liberiano.


La religiosa ya con nacionalidad española, ha explicado cómo se vivió el avance de la infección en el Hospital San José, de Monrovia, y cómo le hicieron frente las Misioneras de la Inmaculada y los Hermanos de San Juan de Dios que allí trabajaban. De las 15 personas, entre religiosos y personal sanitario que había en el centro sanitario, fallecieron nueve. Paciencia Melgar, que después de confirmarse la enfermedad estuvo ingresada junto a otra religiosa en un centro específico para enfermos de ébola, ha recordado que en aquellas circunstancias “intentaba ayudar porque cuando ves la necesidad a otros, te ayuda a olvidarte de ti, no piensas en ti, cuanto más da más recibes”. Finalizó sus declaraciones afirmando que si está preparada para volver y seguir ayudando en África.




Abril: Que los jóvenes sepan responder con generosidad a su propia vocación; considerando la posibilidad de consagrarse al Señor.
Tribuna Misionera Seminaristas Misioneros: Reflexiones sobre el documento "El don de la vocación presbiteral"

Publicaciones Misioneras


Revista Gesto Revista Supergesto Misioneros Illuminare