30/11/15

Concluye el viaje del Papa a África

El Papa Francisco acaba de concluir su viaje pontificio a África. En la última etapa de su viaje apostólico ha remitido a los “pioneros de la evangelización” en Uganda y Centroáfrica




La primera diócesis africana, Masaka, se erigió en Uganda. Su primer obispo, Joseph Kiwánuka, celebró sus bodas de plata episcopales el 18 de octubre de 1964, la misma jornada en la que tuvo lugar la canonización de los mártires de Uganda, y en la que se celebraba ese año el DOMUND.

En su visita al Santuario de los mártires de Uganda, el Papa Francisco, recordó esta herencia y pidió que como los mártires reavivemos “cotidianamente el don del Espíritu Santo que habita en nuestros corazones” para llegar a ser de verdad “los discípulos misioneros que Cristo quiere que seamos”. Un poco después, recordó a los jóvenes que “la sangre de los católicos ugandeses está mezclada con la sangre de los mártires”; y en el encuentro que mantuvo con los sacerdotes, religiosos, religiosas y seminaristas en la Catedral de Kampala, les pidió que “no pierdan la memoria de esta semilla”, para que siga creciendo.

“Las glorias pasadas fueron el principio, pero ustedes tienen que hacer las glorias futuras”, dijo el Santo Padre a los consagrados y les habló de “la fidelidad”, que “significa hacer lo que hicieron los testigos anteriores: ser misioneros”.

“Quizás acá, en Uganda, hay diócesis que tienen mucho sacerdotes y diócesis que tienen pocos. Fidelidad significa ofrecerse al obispo para irse a otra diócesis que necesita misioneros. Y esto no es fácil”. En este sentido, el Papa pidió “que las diócesis con mucho clero se ofrezcan a las de menos clero”, para que Uganda siga siendo misionera.

En la última etapa de su viaje apostólico a África, Francisco afirmó que la historia de la evangelización y la historia socio-política en la República Centroafricana, “dan fe del compromiso de la Iglesia con los valores de la unidad, la dignidad y el trabajo” (“Unidad-Dignidad-Trabajo” es el lema del país). En su discurso a los dirigentes y al cuerpo diplomático, el Papa recordó “a los pioneros de la evangelización de la República Centroafricana”, y pidió “a las autoridades centroafricanas, actuales y futuras”, su esfuerzo “para garantizar a la Iglesia unas condiciones favorables para el cumplimiento de su misión espiritual”.

Finalmente, en la Misa que celebró en su último día en territorio africano, el Papa volvió a manifestar su gratitud y admiración “por la labor misionera que –no hace mucho tiempo– trajo por primera vez la alegría del Evangelio a esta amada tierra de Centroáfrica”. El Santo Padre afirmó que “el grito de los mensajeros” resuena aún más en “tiempos difíciles” como los que atraviesa el país e invitó a todos “perseverar con entusiasmo en la misión, una misión que necesita de nuevos mensajeros, más numerosos todavía, más generosos, más alegres, más santos”.

Mayo: Por cristianos de África, para que den testimonio de reconciliación, de justicia y paz, imitando a Jesús
Tribuna Misionera Seminaristas Misioneros: Reflexiones sobre el documento "El don de la vocación presbiteral"

Publicaciones Misioneras


Revista Gesto Revista Supergesto Misioneros Illuminare