13/2/16

Jornada de Manos Unidas 2016

Manos Unidas: “Plántale cara al hambre: siembra”



800.000 millones de personas sufren hambre crónica en el mundo. Muchos de ellos son niños. “En Manos Unidas no nos podemos conformar”, explicó Soledad Suárez, presidenta de la ONG católica, en la rueda de prensa de presentación de su Jornada, que se celebrará el domingo 14 de enero.  “En España se tiran 1.300 millones de kilogramos de comida al año. Es una paradoja que con tantos recursos, siga habiendo hambre en el mundo”. Por esto, Manos Unidas comienza en 2016 un nuevo trienio en la lucha contra el hambre. Este año se centran en el trabajo de sembrar, con el lema “Plántale cara al hambre: siembra”.

“Más de 2.500 millones de personas viven de la agricultura”, explicó Suárez. Manos Unidas trabajará expresamente para ellos. Ayudarán a la adquisición de semillas, acceso a la tierra, elaboración de pozos, y a la capacitación de las personas.”No podemos permitir que nuestra crisis nos endurezca el corazón ante la gran crisis mundial del hambre”.

Para dar rostro a estas estadísticas del hambre, sendos responsables de proyectos en África y en América compartieron su trabajo contra el hambre, con la ayuda de Manos Unidas. Desde República Democrática del Congo, Victoria Braquehais, misionera de la Congregación Pureza de María, testimonió el trabajo inmenso que realizan en la provincia de Luaba: una escuela infantil, una escuela primaria, un instituto, un hospital (para 92.000 personas), un internado, un banco de microcréditos… Todo ello liderado por cuatro hermanas de su congregación. “La gente valora mucho el trabajo de los misioneros”, afirmó. El 90% de la población vive con menos de un euro al día, y no es suficiente para comer. Por eso, las hermanas están ayudando para sembrar. “No podemos vivir como si no pasara nada”, afirmó.

Braquehais explicó que por un lado, necesitan semillas. Tienen un huerto experimental, y un proyecto de plantación de 400 árboles frutales, en un lugar con gran desforestación. Por otro lado, hace falta también agua, especialmente para mejorar la vida de las niñas, para que no arriesguen su vida al caminar kilómetros para recoger agua. En cuanto al acceso a la tierra, la misionera denunció el expolio que está sufriendo el país de manos de las multinacionales que engañan a los campesinos para que den su tierra. Por último, explicó que es necesario sembrar capacidades, a través de la educación. “Gracias a la ayuda de Manos Unidas, hemos podido ampliar 200 plazas del instituto, así más niños pueden completar su educación”. Por último, afirmó que otra forma de sembrar es a través de la salud, y del banco de microcréditos, que da un empujón a las pequeñas iniciativas de la gente de la aldea. “Jesús es el corazón de todo lo que hacemos, Manos Unidas no es una ONG cualquiera, sino una ONG católica”.
Desde Guatemala, Carlos Arriola, doctor de profesión, y socio local de Manos Unidas, explicó que el hambre crónica es un problema político. En donde él trabaja -Jocotán, área de Chartí,- la desnutrición crónica afecta al 78% de la población. Según su experiencia, los bebés desnutridos crecen con deficiencias intelectuales, por lo que dejan pronto la escuela, se casan muy jóvenes, y tienen otros bebés a los que no pueden alimentar. .“Hay un círculo vicioso, que no se rompe nunca”, explicó. Gracias a Manos Unidas, se han puesto manos a la obra para cambiar esa situación. Además de luchar contra la desnutrición, están enseñando a cosechar el agua de lluvia para poder tener pequeños huertos. También están ayudando a la gente a conocer sus derechos, a través del estudio de las leyes. “No tengáis ninguna duda de que el dinero de Manos Unidas llega”, concluyó.

Manos Unidas agradece la colaboración de todos los donantes y de las instituciones del Estado, que han permitido en 2015 aumentar la recaudación en un 4,7%, y apoyar 600 proyectos de desarrollo que han beneficiado a 2,8 millones de personas en el mundo.

La Jornada, que se celebra el domingo 14 de enero, busca la colaboración de todos los españoles para poder continuar esta labor. Si quieres puedes colaborar con tu donativo en: Colaborar con un donativo para Manos Unidas


Mayo: Por cristianos de África, para que den testimonio de reconciliación, de justicia y paz, imitando a Jesús
Tribuna Misionera Seminaristas Misioneros: Reflexiones sobre el documento "El don de la vocación presbiteral"

Publicaciones Misioneras


Revista Gesto Revista Supergesto Misioneros Illuminare