26/2/16

XIII Jornadas voluntarios y empleados 2016

Obras Misionales Pontificias ha celebrado las XIII Jornadas de Formación para empleados y voluntarios de OMP los días 25 y 26 de febrero en el Escorial



Estas jornadas, que organiza anualmente OMP, han contado con la participación de más de 110 voluntarios y empleados de más de 37 diócesis españolas. Estos colaboradores apoyan con su labor a los 13.000 misioneros españoles presentes en 140 países.
Los misioneros son la vanguardia de la Iglesia. Y su labor es apoyada desde España con el trabajo silencioso y anónimo de cientos de trabajadores y voluntarios que desde las delegaciones de misiones en todas las diócesis españoles. Visitan colegios, hacen paquetes, recogen los donativos, preparan jóvenes para viajar a la misión... Y por supuesto, mantienen un contacto directo con los misioneros.
El tema de las Jornadas ha sido la Pontificia Unión Misional (PUM), una de las tres obras que forman Obras Misionales Pontificias. Considerada el alma de las otras tres, La Pontificia Unión Misional busca suscitar en los pastores -y por extensión a las comunidades- la pasión por la Misión ad Gentes.
El padre Vito del Prete, ex secretario de la Pontificia Unión Misional, y actual director de la Agencia Fides, fue el encargado de pronunciar la conferencia inaugural de las Jornadas "Actualidad de la Pontificia Unión Misional"  en la que afirmó que "la misión de la Iglesia es algo proclamado por todos, pero que no existe una implicación real" Y analizó la realidad de la misión ad gentes y el papel de la Pontificia Unión Misional en la actualidad.
"La misión ad gentes, entendida como la misión que se realiza hacia los no cristianos, es celebrada, pero no existe una implicación de toda la Iglesia. Esta misma realidad sucedía en el siglo XX: la evangelización, aun siendo algo esencial de la Iglesia, se dejaba a unos pocos locos, no se entendía como un problema de toda la Iglesia. Paolo Manna, un misionero en Birmania, después de ver la necesidad de la Evangelización en la misión, se dirigió a los obispos de entonces, para recordarles que son ellos los que tienen el mandato de Cristo de ir y anunciar a todas las gentes. En aquella época, ya existían tres de las cuatro Obras Misionales Pontificias, pero solamente servían para ganar dinero. Este misionero, hoy beato, fundó la Pontificia Unión Misional (PUM), la cuarta y última obra de la institución, que constituye el alma de las otras, y que busca implicar a los obispos, sacerdotes, religiosos -y por consiguiente a todo el pueblo de Dios- en la pasión por la evangelización. La Pontificia Unión Misional se convierte así en el espíritu crítico de la Iglesia, que recuerda al clero y a los laicos que la Misión no es algo opcional, sino esencial en la Iglesia". explico Vito del Prete en la Conferencia "Actualidad de la Pontificia Unión Misional"que puede descargarse para leer completa.
En estas jornadas de OMP a través de ponencias y testimonios, se ha puesto de manifiesto la necesidad de la formación misionera para que los trabajadores no pierdan de vista que su trabajo forma parte de la Misión universal de la Iglesia. Asimismo, se ha subrayado la necesidad de impulsar la animación misionera en todos los ámbitos de la vida de las parroquias y de la sociedad en general, especialmente a través de los medios de comunicación.
En estas jornadas voluntarios y colaboradores de Obras Misionales Pontificias analizaron la labor y quehacer diario en cada una de las delegaciones de misiones de toda España y se buscaron nuevos cauces para la animación misionera y de ayuda para los territorios de misión que dependen de la ayuda que cada año envía Obras Misionales Pontificias. 


Julio: Por nuestros hermanos que se han alejado de la fe, para que, con nuestra oración puedan redescubrir la cercanía del Señor
Tribuna Misionera Estatuto de Obras Misionales Pontificias: "Puesta al día"

Publicaciones Misioneras


Revista Gesto Revista Supergesto Misioneros Illuminare