21/9/16

#VeranoMisión: mochilas cargadas de… AMOR

Los jóvenes voluntarios misioneros regresan contando que esta experiencia de #VeranoMisión les ha cambiado la vida 





Adrián González Villanueva de León ha participado en el campo de trabajo con inmigrantes de Ceuta que organizan las Franciscanas Misioneras de María y los Misioneros Javerianos cuenta que: “He aprendido una de las lecciones más bellas e importantes de la vida, una que me valdrá siempre, en cualquier tiempo y lugar: ver primero a la persona antes que todo lo demás, acoger antes que preguntar o racionalizar, ser humano, ser hermano antes que cualquier otra cosa. He aprendido a bajar de mi pedestal, de nuestro pedestal, y me he dado cuenta que al ir a «ayudar a esos pobrecitos» el pobrecito que ha sido ayudado he sido yo”.
Testimonio completo: "Mirar con el corazón" 

Leo Yanes, miembro del grupo GAMIR de Tenerife, acaba de regresar de Costa de Marfil y comparte: “Con mis 36 años, desde mi realidad concreta y a sabiendas que nunca podré devolver todo el amor que he recibido de Él, decido a corresponder a su entrega, entregando parte de mi tiempo a la misión. Pero aclaro una cuestión: después de un año de formación, de oración, de discernimiento… poniendo en orden las ideas, colocando en el centro de todo el proyecto la persona de Cristo, pues debe ser Él quien debe brillar en toda misión y nosotros ser sus instrumentos. Además de vivir la fe con la comunidad de Saint Louis, presté mi servicio en el orfanato de Los Ángeles […] Fue allí donde descubrí el rostro de la misericordia del Padre, encarnado en tres chicos con parálisis cerebral: Joseph, Jesuh y Lacina… Allí descubrí que la misión no es hacer, es SER, ser uno con el hermano, sin importar su color de piel, su edad, su sexo, su idioma o su forma de pensar o sus creencias. Sigo dando gracias a Dios por llevarme hasta allí, para seguir ahora aquí misionando”.


Miriam Puente Quintero de Conil de la Frontera ha vivido el campo de trabajo en el Centro San Antonio de Ceuta y comenta: “Quince días son los necesarios para conocer la realidad, en quince días puede cambiar tu mundo, esta experiencia ha logrado hacerme consciente de prejuicios que no sabía que tenía y derribarlos, me ha hecho enfrentarme a miedos desconocidos e irracionales y vencerlos. Quince días bastan y sobran para despertarte, hacerte consciente, entender lo que realmente es importante, lo que realmente merece la pena, supone una reorganización de prioridades en tu vida. Una reafirmación de tu fe y la posibilidad de ver a Dios de una forma muy distinta. […] Es un regalo poder vivirlo y es una experiencia que sin duda alguna todos deberíamos experimentar”.
Testimonio completo "Un baño de realidad"


Òscar Millán, joven de Tarragona que se encontraba en Honduras en una experiencia de #VeranoMisión tuvo la oportunidad de compartir la fe con otros jóvenes en un encuentro nacional en el que participaron unos 17.000 de todo el país.
Testimonio completo: "Trobada de joves a Hondures"


El Voluntariado Dehoniano ha llegado este verano a Mozambique, en la ciudad de Invinha y también a Ecuador, donde los Dehonianos desarrollan su misión en dos localidades: Quito y Bahía de Caráquez.


En la página de vídeos de Misiones Mallorca se pueden ver testimonios de tres laicos que deciden tener una experiencia de misión en sus vacaciones de verano: http://misionesmallorca.blogspot.com.es/2016/07/2-nuevos-videos-vocacion-misionera-y.html




Juan Martínez

Obras Misionales Pontificias

Intenciones de oración para el 2017: Todas las intenciones de oración del Papa Francisco para cada mes de este año 2017
Tribuna Misionera Es tiempo de misericordia: Llegue a todos la caricia de Dios. Carta Apostólica 'Misericordia et misera'

Publicaciones Misioneras


Revista Gesto Revista Supergesto Misioneros Illuminare