20/9/16

#VeranoMisión: mochilas cargadas de… VIDA

Testimonio de los jóvenes que han vivido experiencias de voluntariado misionero este verano ¡Te contamos el regreso de los jóvenes de #VeranoMisión!




María de Albacete acaba de partir a Ecuador; antes de su viaje misionero nos comparte: “Tras mi experiencia de cooperación en Ecuador en el 2013, sentí que mi despedida era un ‘hasta pronto’. Ahora, regreso al lugar donde Jesús tocó mi corazón y donde volví a reconocerlo a través de las miradas, sonrisas y gestos de las personas que se cruzaron en mi camino durante ese tiempo. La fe, la alegría y un espíritu misionero fortalecido son los ingredientes necesarios para reafirmar la experiencia vivida y para acompañar durante estos días a los misioneros que se encuentran allí”.
Testimonio completo: "Preparando el viaje a Ecuador"

Marco Costalunga (Italia) ha participado en el campo de trabajo con inmigrantes de Ceuta que organizan las Franciscanas Misioneras de María y los Misioneros Javerianos. Nos cuenta: “Durante este campo de trabajo siento que he encontrado una pieza importante en mi vida […] He recibido un nuevo impulso que me ayudará a trabajar para conseguir este objetivo, para que haya mayor aceptación y una convivencia armoniosa con ‘los inmigrantes’, los cuales tienen mucho que enseñarnos y poseen grandes valores que muchas veces no podemos imaginar debido a nuestra visión muy occidental y poco abierta”.

También Alejandro Navarrete Barcenilla de Madrid nos da su testimonio de su experiencia misionera en el campo de trabajo de Ceuta: “Esta experiencia ha cambiado mi forma de ver las cosas, ahora veo el mundo de forma diferente. Siento que he crecido personalmente gracias a mis compañeros, que han puesto todo su ímpetu e ilusión en darlo todo para ayudar al otro, y gracias a los inmigrantes que me han hecho comprender que aunque el ser humano puede verse en diferentes razas, la esencia es la misma en todos nosotros, somos hermanos e iguales […] Sin lugar a duda esta experiencia ha sido algo maravilloso, excepcional, el hecho de juntarse personas de diferentes lugares con un único objetivo, ayudar al que lo necesita, es algo muy bonito y que muestra la bondad y generosidad”.

Blanca Murillo y Ana Pacheco, dos jóvenes cacereñas nos cuentan su experiencia misionera de verano en Marruecos: “Aún sin conocernos personalmente, si algo nos unía a todos los participantes de la experiencia de voluntariado en Tetuán era la incertidumbre y el miedo a lo desconocido, pero también una gran ilusión por embarcarnos juntos durante dos semanas en una nueva aventura que ya, antes de empezar, todos deseábamos que dejase una huella importante en nuestras vidas, como puedo asegurar que así ha sido para cada uno de nosotros. […] Cuánta razón hay en la frase: “no se ve bien sino con el corazón”, y es que es sólo acercándote y conociendo de verdad a las personas, cuando se nos derrumban todos nuestros prejuicios e ideas tan equivocadas”.

Los voluntarios de Valencia que fueron a la misión de Perú ya han regresado a casa mientras que el grupo de Honduras lo hará en los próximos días. Todos traen sensaciones positivas, con ganas de repetir y sensaciones muy intensas. "Es tan poco lo que das y tanto lo que recibes...no se puede explicar con palabras […] Hemos apoyado en las aulas, hemos dado refuerzo a los niños que lo necesitaban y hemos apoyado en las actividades parroquiales. Además organizamos una semana de talleres para las vacaciones útiles. Pero todo esto es poco si lo comparo con todo lo que me llevo. La gran alegría de conocer a estas personas que pese a estar tan lejos son tan parecidas a nosotros. Espero poder repetir la experiencia”.
Testimonio completo: Los jóvenes de #VeranoMisión retornan con éxito 


Juan Martínez

Obras Misionales Pontificias

Intenciones de oración para el 2017: Todas las intenciones de oración del Papa Francisco para cada mes de este año 2017
Tribuna Misionera Seminaristas Misioneros: Reflexiones sobre el documento "El don de la vocación presbiteral"

Publicaciones Misioneras


Revista Gesto Revista Supergesto Misioneros Illuminare